Integracion Sensorial Maria Tudela Terapia Ocupacional NORMAL

En 1960, la Dra. Jean Ayres, Terapeuta Ocupacional, tras años de investigación, creó el enfoque de la Integración Sensorial, que daba explicación a muchas conductas que hasta el momento no la habían tenido, como el dolor de algunos niños al cortarse el pelo o las uñas, la torpeza motora o algunos problemas del aprendizaje entre otros muchos síntomas.

Pero, exactamente, ¿qué es la Integración Sensorial? Vamos a verlo:

Es el proceso gracias al cual entendemos el entorno y funcionamos correctamente.

La Integración Sensorial es el proceso cerebral a través del cual percibimos, organizamos y comprendemos la información de nuestro alrededor, gracias al cual podemos responder y funcionar adecuadamente en las diferentes situaciones y entornos.

Todos conocemos los cinco sentidos: tacto, gusto, olfato, vista y oído. Además de éstos existen otros dos menos conocidos que son básicos para el desarrollo de la persona y que influye mucho en el desarrollo motor y en la forma de interaccionar con el medio. Uno es la propiocepción, que es el sentido encargado de informar soble la posición y fuerza que emplean los músculos y articulaciones; y otro el vestibular, que es el movimiento en el espacio y los cambios de posición de la cabeza.

Cuando la organización de la información falla, la respuesta también.

Aunque los sentidos estén perfectamente, si el proceso por el cual la información llega al cerebro falla, éste no sabe muy bien qué respuesta emitir. Por ejemplo, esto sucede cuando alguien bebe alcohol y la información de su cuerpo llega confusa y entonces se vuelve torpe, o cuando duele la cabeza y de repente la persona está mucho más sensible a los ruidos. Nuestro sistema nervioso central no sabe reconocer bien la información que llega de los sentidos, ya que llega distorsionada, y no podemos responder adecuadamente.

Trastorno del Procesamiento Sensorial

A veces, esta dificultad para organizar la información o esta percepción distorsionada “viene de serie” en una persona y le limita en su día a día. Normalmente, lo que provoca es, o bien, una búsqueda exagerada de estimulación (movimiento, visual, auditiva, etc.) para compensar la que no le está llegando o, por el contrario, una evitación exagerada de ésta ya que hay una hipersensibilidad que hace que ciertos estímulos (como el ruido o el tacto) resulten muy molestos. Esta búsqueda o evitación disfuncional muchas veces limita el aprendizaje, provoca mucha ansiedad, y deriva en diferentes problemas psicomotrices, de conducta y de aprendizaje. En la  próxima revisión del manual diagnóstico DSM-V el Trastorno de Procesamiento Sensorial estará incluido y aparecerá en clara relación con los Trastornos del Espectro Autista entre otros.

María Tudela. Terapeuta Ocupacional Núm. Col. 074

Ilustración: Michael Faber

2 Comments

  1. Elisabet

    Me ha encantado leerlo, pinzeladas muy bien explicadas de la estimulación sensorial! gracias por la página.

Add Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>